GANADORES DEL CONCURSO RECUPEREMOS CUBA

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba convocó al Concurso Recuperemos Cuba a partir de numerosas ideas enviadas espontáneamente desde Cuba y la diáspora acerca de las medidas necesarias para que el país pueda recuperarse del huracán Irma.

El Concurso consistía en argumentar cuales de las  href="/?p=9505" target="_blank" rel="noopener" data-saferedirecturl="https://www.google.com/url?hl=es&q=http://www.fhrcuba.org/es/2017/09/recuperemos-cuba/&source=gmail&ust=1513449510172000&usg=AFQjCNGwtsDBYn8Z2bg6-TZGhkH89iVZIg">doce medidas propuestas consideraba que eran las más importantes para la recuperación de Cuba tras el huracán Irma.

El ganador del primer premio de $250 USD del Concurso Recuperemos Cuba fue Dimas Castellanos con el trabajo “Las libertades y el huracán Irma”. Dimas considera que los efectos del huracán resultan inseparables de las libertades ciudadanas. Consideró como más importante:

  • Permitir al sector nacional privado todas las actividades económicas que ya han sido aprobadas a empresas extranjeras, sin restricciones a la dimensión de la inversión ni área de actividad.
  • Autorizar la gestión, recepción  y distribución directa por y para los ciudadanos cubanos de microcréditos para que puedan de inmediato desarrollar iniciativas vinculadas a la producción de alimentos, muebles, útiles para el hogar y aseo, así como para la reparación de viviendas.
  • Poner fin a la venta forzada a acopio de la producción agrícola y pecuaria, y traspasar definitivamente la propiedad de las tierras a aquellos campesinos dedicados a la producción de alimentos.

Las bases del Concurso estipulaban el otorgamiento de tres menciones de $100 dólares. Pero dada la calidad de los trabajos y masiva participación se decidió otorgar cuatro menciones.  Los ganadores de las menciones son: “¿Cuánto pierde Cuba por la ineficiencia de su burocracia agraria?” de Víctor Manuel Dueñas Otero, de la provincia Las Villas; “La medida correcta: poner fin a la venta forzada a acopio”, de Ana Isabel Ibáñez de Holguín, “Cinco medidas para recuperar Cuba”, de Orisbel Rios González de Ciudad Habana; y “Autorizar a los sectores privados a exportar e importar directamente y a ejercer la venta mayorista y minorista”, de Widhner Jordani Ballester Cortez, de la provincia Holguín.

Resultó significativo que la medida que resultó más popular fue “el derecho a recibir donaciones directamente” –87% de los participantes–y los argumentos fueron basados en la desconfianza del destino de las donaciones que recibe el gobierno cubano.

En segundo lugar, el 85% de los participantes reclamaron la rebaja de los precios de los productos básicos y los materiales de la construcción.  Las medidas más demandadas de la población fueron las referidas a “poner fin a la venta forzada a acopio de la producción agrícola y pecuaria, y la de traspasar definitivamente la propiedad de las tierras a aquellos campesinos dedicados a la producción de alimentos”: 84% de los participantes. Por otra parte, también resultaron preferidas (83%) las medidas relacionadas con Internet: rebaja de la tarifa de teléfonos, los puntos de WiFi y que el gobierno de Cuba acepte la propuesta de Google para tener internet de alta velocidad.

La participante más joven, una holguinera de 18 años, ganadora de una de las menciones, argumenta en el derecho a la tierra: “las mayores afectaciones siempre la sufren los campesinos. Es verdaderamente fuerte el dolor que se siente cuando ves que todo tu trabajo y dedicación de tantos meses se vuelve nada, y hay que empezar de nuevo a preparar la tierra, sembrar, desyerbar, orar para que caiga la lluvia a tiempo porque en muchos de los campos no hay agua, ni sistema modernos de regadíos, fumigar y cuidar el cultivo de los ladrones a veces hasta cuando cae el sol. Digo esto con convicción pues mis padres fueron campesinos y tras el paso de huracán vieron todo su trabajo en el suelo por lo que decidieron venir hacia la ciudad y no trabajar más en la agricultura, pues sus fuerzas se habían agotado al igual que la esperanza de volver a tener toda la tierra como antes, para luego tener que vender los productos a acopio a muy bajos precios. Pero bueno si se aplica esta medida los campesinos volverán a trabajar vigorosamente y se multiplicarían los alimentos”.

En resumen: los ciudadanos piden liberar la producción agropecuaria privada y libre acceso  a Internet a precios acordes con el nivel de ingresos promedio del cubano de a pie.

Topics: Noticias

The Foundation for Human Rights in Cuba (FHRC) is a 501c3 nongovernmental organization established to empower Cuban Civil Society in its struggle to build a free and democratic Cuba